Técnica rápida de relajación

Para relajarse rápidamente en cualquier momento y lugar, cierre los ojos y apoye las yemas de los dedos sobre las mejillas.

Recorra con mucha suavidad el área que corresponde al hueco de la boca. Una vez que hizo esto, recorra lentamente con la punta de la lengua la línea de unión entre los dientes y las encías superiores, de izquierda a derecha, y vuelva recorriendo la línea inferior de unión de dientes y encías. Hágalo varias veces. Compruebe si le sirve, si ha podido relajarse. En caso afirmativo, adóptelo para esas situaciones en que debe mantenerse en calma.

  • Fuente: Andrés Percivale, El yoga de las 4 estaciones. Grupo Editorial Norma, Buenos Aires, 2001.
COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS