Esguinces

¿Le sucedió alguna vez que usando el mismo calzado y caminando por la misma vereda, un día un mal movimiento le produjo una dolorosa inflamación?

Los médicos orientales observan que cuando eso sucede no es culpa del zapato ni de la vereda. Es uno mismo que, al no librarse de las toxinas del estrés, eleva el riesgo de que estas se conecten con un músculo y lo intoxiquen. La función desintoxicante corresponde al hígado. En la gran ciudad casi todo estresa y casi todo lo que se come contiene elementos tóxicos que, al no dar respiro, fatigan el hígado. Si el esguince es muy grave, vea urgente a un médico para evitar posteriores deformaciones. Y durante el tratamiento:

  • Masajee alrededor, no directamente en la zona inflamada y dolorida, con aceite de lavanda o romero.
  • Ponga la zona afectada en agua caliente con sal y la otra en agua fría. Espere unos diez minutos (hasta que el agua caliente se enfríe). Séquese y repita tres veces al día, alternando las zonas.
  • Coloque la parte dolorida en agua caliente. Luego en agua muy fría, mas o menos durante un minuto. Hágalo varias veces durante media hora. Si el agua caliente le resulta dolorosa, emplee agua a temperatura ambiente.
  • Muévase, muy lentamente, pero muévase. Con cuidado, pero no permanezca en quietud.
  • Tome varios litros de agua al día.

 

Fuente: Andres Percivale, El yoga de las 4 estaciones. Grupo Editorial Norma, Buenos Aires, 2001.

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Edith Gomez
@edigomben
¿Se puede ser más feliz a través del deporte?

Por lo general, para todos aquellos a los que no les gusta pisar un gimnasio, les parecerá una locura la afirmación de que ejercitarse o hacer deporte,  aumentan la felicidad de las personas, sin embargo muchos otros estarán de acuerdo con esta teoría.

Es común que en alguna etapa de nuestra vida se haya convertido en prioridad el querer potenciar la belleza exterior, bien sea por estar tras una conquista o por cuestiones de salud, más sea cuales fueran las razones, siempre termina aportando positivamente al autoestima de la persona.

Supongamos que nuestra vida está plagada de ocupaciones; llevar a los niños a la escuela, trabajar, pagar cuentas, tráfico agobiante y toda clase de cosas poco agradables que nos hacen pasarla no también en nuestra vida diaria.

Para esas personas, es necesario poder contar con un momento distinto, en donde al menos por una hora, los problemas se conviertan en; como levantar una pesa, en superar a la defensa para marcar el gol y en compartir con los amigos durante el entrenamiento.

De alguna manera, la socialización y el compañerismo que despierta la práctica de actividades físicas, nos permite encontrar esa ansiada vía de escape a los problemas de la vida cotidiana.

Mindfulness