Lecciones de introduccion al psicoanalisis: XVI parte

Parrafos seleccionados de Masotta, O.: “Lecturas de psicoanálisis. Freud, Lacan” 1ª ed. 7ª reimp. –Buenos Aires: Paidos, 2010.

XIV. Juanito: Una llamada al Padre

El objeto fóbico no es uno, son muchos. Tiende, mediante una especie de difusión, a pluralizarse siguiendo, podríamos decir, la líneas de una inducción significante, también podríamos decir simbólica, ya que entendemos lo simbólico en función del significante. En general parece que la fobia tiende a extenderse, como se ve, a los transportes en general, incluyendo los trenes y un viaje con el padre en tren. No cualquier objeto puede ser fóbico, tiene que estar en el campo de las vivencias reales del sujeto. Por eso podríamos decir que si uno vive en Barcelona no tendrá fobia a las ballenas, puesto que la fobia, en primer lugar, es una defensa contra un peligro. Lo que sucede, cuando el objeto fóbico se determina, es que el peligro se sitúa, de modo que el sujeto esta bien en cualquier parte, menos en una. Así no podría llegar a haber un objeto fóbico que no estuviera en el campo de las vivencias del sujeto.

Sobredeterminado quiere decir que responde en su constitución a líneas causales distintas, a diferentes causas.

El objeto fóbico viene a recubrir, simbolizándolo por medio de una analogía de sus propiedades, al padre, cuyo lugar viene a ocupar como una defensa contra la posibilidad de que no haya objeto. Es preferible un objeto temido a que no haya objeto alguno. Si el sujeto fuese devorado por la posición de la madre, no habría ningún objeto. El objeto fóbico seria la defensa contra esa devoración, defensa que consiste en ocupar el lugar de la falta de objeto.

Si ustedes quieren, podemos conectar esto con nuestra definición de pulsión, cuya falta de objeto estructural se vería redoblada por la devoración que resulta de la posición narcisista frente a la madre fálica. Todo eso el objeto fóbico simboliza. El objeto ocupa el lugar de un objeto que falta. Podríamos decir que el objeto que falta es el pene de la madre, el objeto fóbico se produce frente a la falta de pene en la madre y eso se acerca al objeto fetiche. La diferencia será que en el objeto fetiche el afecto es positivo (el objeto se erige como apto para el goce), mientras que en el objeto fóbico el afecto es negativo.

El objeto fetiche pertenece a la clase de los trapos, está dentro del circuito más estrecho de los usos del cuerpo. El modo de defensa constitutivo es la operación de repudio, la Verleugnung. El fetiche es sustituto de lo que no existe. La operación defensiva comprendería dos etapas simultaneas. La primera etapa seria la percepción de la falta -y aquí esta la ontica negativa-, porque percibir una falta implica la suposición de que tiene que estar el falo. La segunda etapa seria la negación de esa percepción. Aquí el sentido privilegiado es la vista, se trata de la mirada, hay miradas y escenas (positivización de un campo perceptivo visual). Diremos entonces que si la Verleugnung es el resultado del reconocimiento de la falta de pene, y el rechazo de ese reconocimiento, el resultado de esa operación, el trapo, contiene en si mismo esa doble operación. El objeto fetiche se constituye en una relación de antes a después en el tiempo y, de contigüidad en el espacio. El objeto que cae como objeto fetichista es lo que se vio antes de ver lo que ahí faltaba. El trapo elegido seria el ultimo antes de que se revele la carencia de pene. Es decir lo último que permite seguir manteniendo la creencia de que hay pene. Por ejemplo: la bombacha.

El objeto fóbico viene como respuesta a un enigma que no encuentra solución; lo que se llama relación incestuosa con la madre es, en verdad, el peligro de la devoración.

XV. Leonardo: La madre fálica 

El doble es la castración, porque es la principal manera en que podría verse perturbada mi exigencia de unicidad de lo uno. Los dos modos principales de la castración serian la multiplicación del cuerpo despedazado y el otro igual a mí.

La madre fálica es el otro que sostiene la posición narcisista del sujeto. Es la madre en ausencia del padre.

Continuar con la lección 17:

http://www.saludypsicologia.com/posts/view/94/name:Lecciones-de-introduccion-al-psicoanalisis-XVII-parte

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Edith Gomez
@edigomben
4 razones por las que todo emprendedor debe ser resiliente

La resiliencia es inherente a un emprendedor exitoso: ¡es ese pequeño empujón extra! Eso te mantiene en movimiento, incluso cuando no puedes ver la línea de meta. Tu resistencia es lo que mide tu éxito. Es lo que hace funcionar a un buen emprendedor.

Sin embargo, para ser resilente debes ser desapegado, debes aceptar lo que llega y abrazarlo, hacer lo mejor posible con ello. Si eso te cuesta, quizás debas mantener tu mente abierta, para evitar estancarte.

Aquí hay cuatro buenas razones para mantener la calma y continuar.

1.    Es ciencia

Un par de psicólogos españoles en 2014 escribieron sobre las tres dimensiones de la resiliencia (resistencia, ingenio y optimismo) y cómo han ayudado al empresario promedio a catapultar su negocio en ese horizonte distante y exitoso.

No solo tu capacidad de recuperación es un predictor de tu éxito, sino que es uno de los factores más importantes (y especialmente, si eres mujer, estadísticamente ¡te beneficias más con tu optimismo que los hombres!).

2.    Aprendes sobre la marcha

La resiliencia no solo consiste en hacer despegar tu empresa, a veces les beneficia cuando tocas fondo y estás listo para comenzar de nuevo. La resiliencia es lo que te ayuda a construir una base estable e ir desde allí.

¿Sabías que los empresarios que están comenzando su segundo negocio después de un intento inicial fallido tienen muchas más probabilidades de encontrar el éxito en su segunda compañía? Si eres flexible, las probabilidades se acumulan a tu favor. Estás aprendiendo sobre la marcha, acercándote más y más al éxito. ¡No te rindas!

3.    Ha funcionado antes

¿Has oído hablar de esos nombres desconocidos en el mundo de los negocios: Sir James Dyson de Dyson Vacuums y JK Rowling de las famosas novelas de Harry Potter?

La resiliencia ha funcionado antes. Jimmy Dyson pasó cinco años trabajando en un prototipo para su aspiradora sin bolsa: construyó 5127 prototipos que simplemente pegaron en el mercado. En estos días, el negocio de aspiradoras sin bolsa de James es uno de los más grandes del mundo. Todo el mundo ha oído hablar de las aspiradoras Dyson, y eso se debe a que un hombre tuvo la capacidad de recuperación para seguir haciéndolo.

Incluso Joanne Rowling necesitaba una buena dosis de resistencia para comenzar. El primer agente al que envió Harry Potter no solo la rechazó, sino que mantuvo la carpeta en la que había enviado el manuscrito (no cabía en el sobre de devolución). Con casi nada de dinero, tuvo que comprar otro, y siguió enviándolo a los agentes y luego a los editores, que rechazaron su primera novela doce veces antes de que finalmente encontrara a Bloomsbury.

También funcionó de nuevo. Cuando Rowling llegó a los estantes después de publicar su último libro de Harry Potter, lo hizo bajo un seudónimo (Robert Galbraith) para ocultar su identidad. El número de cartas de rechazo de los editores fue ridículo: no sabían que estaban tratando con el primer autor multimillonario de la historia. Rowling perseveró, y finalmente encontró un editor dispuesto a tomar su seudónimo.

4.    Cree en ti mismo, y otros creerán en ti

Si eres un emprendedor, sabes lo importante que es tener personas que crean en ti. Ya sea que sea el CEO de una compañía con la que necesitas cerrar un contrato, un influyente que pueda impulsar tu carrera hacia nuevos lugares o un inversor potencial, la gente quiere creer en ti. Quieren ver lo que estás produciendo e invertir en la puesta en marcha que pueden ver convertida en un éxito.

Pero dependen de ti para decirles lo que puedes hacer, así que si no lo crees, nadie más lo hará. Si tu confianza toma una paliza justo antes de una buena reunión, confía en tu entrevistador para darte cuenta; tu resistencia puede marcar la diferencia entre llegar a un acuerdo y caer en una espiral autodestructiva.

Si en este punto en particular tienes problemas, te recomiendo leer este artículo sobre 20 libros para aumentar el autoestima y ser más feliz en Gananci, porque es clave para tener más confianza en ti mismo y creer en serio que tus proyectos valen la pena.

Entonces, si eres un emprendedor, sé resiliente. Nunca podrás estar seguro de qué es lo que vendrá luego.

Te puede interesar