Algunas nociones básicas sobre la ecología y el medioambiente

Somos actualmente 6.000 millones de seres humanos viviendo sobre este planeta. Menos de un 20% de la población consume el 80% de los recursos naturales. Nuestra forma de vida en la parte rica del mundo no es sostenible bajo ningún punto de vista. Utilizamos los recursos que deberían ser compartidos entre todas las personas que viven actualmente y las que vivirán en un futuro. Si todos los humanos de la tierra viviesen según el mismo nivel de vida material que como lo hacen en los países de Europa, necesitaríamos hoy mismo ¡12 planetas! ¡Y no tenemos más que uno! 

Nuestra forma de vida influencia nuestro entorno natural así como las condiciones de vida sobre la tierra. Cortamos la rama sobre la cual estamos sentados. La polución del aire, los cambios climáticos, los modos de alimentación, la acidificación, así como una severa degradación y un agotamiento de los recursos naturales, son algunas razones de peso para encontrar nuevas vías de actuación para la tierra. Nuevas sustancias son introducidas de forma abundante en nuestra sociedad, tales como productos químicos, algunos incluso como las hormonas, en una cantidad sin igual hasta ahora. Nadie sabe hoy por hoy que pasaría en caso de un accidente nuclear grave o cuando las nuevas plantas o las nuevas sustancias subsistieran después de sufrir mutaciones. Estas consideraciones parecen ser una buena razón para empezar a reflexionar sobre otra forma de vivir.

Un desarrollo sostenible

El concepto de desarrollo sostenible ha aparecido en la agenda de la mayoría de los países industrializados después de la conferencia de la ONU sobre Medio Ambiente y Desarrollo acaecida en Rio en 1992. En el transcurso de esta conferencia, los paises de la tierra firmaron un contrato llamado Agenda 21. Es el documento resultante de un proceso democrático a nivel local en el cual todos los seres humanos del planeta unen sus esfuerzos en la consecución de un desarrollo sostenible.

La Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo (WCED, 1987, El Futuro Común) ha definido el concepto de desarrollo sostenible insistiendo en que una sociedad soportable debe ser capaz de mantener a la vez los sistemas ecológicos, económicos y socio-culturales. Este concepto de base tripartita para un desarrollo sostenible está basado en la igualdad entre naciones, generaciones e individuos. Según la definición de la WCDE, un desarrollo sostenible significa y afirma el derecho a satisfacer sus necesidades de base a todos los seres humanos actuales y futuros.

La definición de la WCED es más bien vaga y permite diferentes interpretaciones. La puesta en marcha de un concepto tal necesita desarrollarse más antes de su definición. En Europa el club Factor 10 se ha formado sobre la iniciativa del Instituto alemán de Wuppertal. El Factor 10 es aceptado como concepto de un desarrollo sostenido por diversos paises europeos, entre los que se encuentra Suecia. La idea de base es que los paises industrializados deberían disminuir en un factor de 10 en los siguientes 30 - 50 años su consumo de recursos así como su impacto sobre el entorno natural, todo ello manteniendo o aumentando sus niveles de vida actuales.

Fuente: Artículo de Paula Féménias monja zen, arquitecta especialista en ecología 

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Hacer el amor con todos

La fantasía sexual de poder realizar el amor con todos los hombres y/o mujeres que se desean es más común de lo que crees, de hecho si no la presentas deberías empezar a preguntarte si eres un ser humano.

Te puede interesar
Malena Pichot
@malepichot
La Violencia no es UNA

Siempre que se habla de violencia de género pareciera que muchos comienzan a incomodarse, a molestarse, el repudio es inmediato, instantáneo, muy parecido a una reacción programada. Cuando se habla de violencia de género una frase se repite en todos aquellos que se niegan a reflexionar de verdad sobre el tema: “la violencia es una”. Este es el lugar común para volver invisible un problema que para muchas personas es obscenamente visible. “La violencia es una” es la frase más peligrosa que he leído en los últimos tiempos en las redes. Cuando se dice esto, estamos igualando una infinidad de conflictos, que de ninguna manera son iguales. No es lo mismo que dos hombres se caguen a piñas, a que un hombre cague a piñas a un o una menor. No es lo mismo que dos mujeres se caguen a piñas, a que una mujer cague piñas a un o una menor. No es lo mismo que te cague a piñas un compañero de clase a que te cague a piñas un profesor. No es lo mismo que te cague a piñas un desconocido en la calle a que te cague a piñas un policía. No es lo mismo que te secuestre un criminal común a que te secuestre una organización paramilitar del estado. No es lo mismo. Podemos llenarnos la boca diciendo que toda violencia está mal, sí claro, quién lo discutiría, pero con estas sentencias obvias y vacías llegamos hasta acá nomás.

Te puede interesar