Los beneficios psicológicos del sarcasmo

¿A alguno de ustedes les ha pasado que alguien les sale con un comentario lleno de sarcasmo que no les cae muy bien, pero en el fondo reconocen cierto ingenio de la persona? Pues, recientes estudios han descubierto que el sarcasmo tiene muchos más matices de los que muestra a primera impresión y esto hace que se pasen por alto algunos beneficios psicológicos del mismo.

Según Francesca Gino, investigadora del estudio en el Harvard Business School explicó a través de un correo lo siguiente:

“Para crear o decodificar sarcasmo, tanto los que lo expresan como los que lo reciben necesitan superar la contradicción (es decir, la distancia psicológica) entre los significados literales y reales de las expresiones sarcásticas. Este es un proceso que se activa y se facilita por la abstracción, que a su vez promueve el pensamiento creativo"

A pesar de ser la lengua franca de la Internet, el sarcasmo no es conocido como una forma sofisticada de ingenio o una manera de hacer amigos. El sarcasmo se ha conceptualizado como “la hostilidad disfrazada de humor”, el discurso cargado de desprecio preferido por los más listos y las niñas malintencionadas que son preferible evitar.

 

 

Por ejemplo, el día que Obama ganó la presidencia por primera vez, una famosa organización de noticias llamada “The Onion” (La cebolla) anunció la presidencia de Barack Obama de la siguiente manera: “Le han dado el peor trabajo de la nación a un hombre negro”

Más que una linda historia encabezando el momento histórico, la publicación satírica detalló sarcásticamente el desastre económico y político en el que Obama se había metido (esperando que lo acomode) desde su primer día como presidente. Fue una versión inesperada y atrevida del evento del día que causó risas, la cual también resaltó la triste realidad que la nación todavía tenía que enfrentar después que la celebración del momento terminara.

Otro ejemplo es el Actor Bill Murray. Su estilo de humor sarcástico lo ha convertido en el sujeto favorito de los memes en internet.

… O Dr. House: ¿Quién no tiene una relación amor / odio con este personaje? No podemos negar que es BRILLANTE pero sencillamente insoportable. Sin embargo muchos quisieran tener la creatividad y el ingenio de este malhumorado Doctor.

Existen muchos shows que generan contenido sarcástico y el público los ama: Saturday Night Live, The tonight show de Jimmy Fallon y muchos más.

Según Li Huang, coautor del estudio, comenta:

“Hemos encontrado que el sarcasmo puede estimular la creatividad, la generación de ideas, soluciones ideas o problemas que son nuevos y útiles. Como Oscar Wilde creía, el sarcasmo puede representar una forma inferior de ingenio, pero nos pareció que sin duda canaliza una forma superior del pensamiento.”

Desde luego que usar el sarcasmo en el trabajo o en situaciones sociales no está exento de riesgos. Es un estilo de comunicación que puede conducir fácilmente a la incomprensión y la confusión, especialmente en aquellas personas muy egocéntricas o sensibles. Pero si los que participan en el sarcasmo han desarrollado la confianza mutua, hay menos posibilidades de que alguien se sienta ofendido o herido, según los investigadores, incluso si surge un conflicto, no dejará de ser gracioso para ninguna de las partes.

Fuente: http://news.harvard.edu/gazette/story/2015/07/go-ahead-be-sarcastic/

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Edith Gomez
@edigomben
4 razones por las que todo emprendedor debe ser resiliente

La resiliencia es inherente a un emprendedor exitoso: ¡es ese pequeño empujón extra! Eso te mantiene en movimiento, incluso cuando no puedes ver la línea de meta. Tu resistencia es lo que mide tu éxito. Es lo que hace funcionar a un buen emprendedor.

Sin embargo, para ser resilente debes ser desapegado, debes aceptar lo que llega y abrazarlo, hacer lo mejor posible con ello. Si eso te cuesta, quizás debas mantener tu mente abierta, para evitar estancarte.

Aquí hay cuatro buenas razones para mantener la calma y continuar.

1.    Es ciencia

Un par de psicólogos españoles en 2014 escribieron sobre las tres dimensiones de la resiliencia (resistencia, ingenio y optimismo) y cómo han ayudado al empresario promedio a catapultar su negocio en ese horizonte distante y exitoso.

No solo tu capacidad de recuperación es un predictor de tu éxito, sino que es uno de los factores más importantes (y especialmente, si eres mujer, estadísticamente ¡te beneficias más con tu optimismo que los hombres!).

2.    Aprendes sobre la marcha

La resiliencia no solo consiste en hacer despegar tu empresa, a veces les beneficia cuando tocas fondo y estás listo para comenzar de nuevo. La resiliencia es lo que te ayuda a construir una base estable e ir desde allí.

¿Sabías que los empresarios que están comenzando su segundo negocio después de un intento inicial fallido tienen muchas más probabilidades de encontrar el éxito en su segunda compañía? Si eres flexible, las probabilidades se acumulan a tu favor. Estás aprendiendo sobre la marcha, acercándote más y más al éxito. ¡No te rindas!

3.    Ha funcionado antes

¿Has oído hablar de esos nombres desconocidos en el mundo de los negocios: Sir James Dyson de Dyson Vacuums y JK Rowling de las famosas novelas de Harry Potter?

La resiliencia ha funcionado antes. Jimmy Dyson pasó cinco años trabajando en un prototipo para su aspiradora sin bolsa: construyó 5127 prototipos que simplemente pegaron en el mercado. En estos días, el negocio de aspiradoras sin bolsa de James es uno de los más grandes del mundo. Todo el mundo ha oído hablar de las aspiradoras Dyson, y eso se debe a que un hombre tuvo la capacidad de recuperación para seguir haciéndolo.

Incluso Joanne Rowling necesitaba una buena dosis de resistencia para comenzar. El primer agente al que envió Harry Potter no solo la rechazó, sino que mantuvo la carpeta en la que había enviado el manuscrito (no cabía en el sobre de devolución). Con casi nada de dinero, tuvo que comprar otro, y siguió enviándolo a los agentes y luego a los editores, que rechazaron su primera novela doce veces antes de que finalmente encontrara a Bloomsbury.

También funcionó de nuevo. Cuando Rowling llegó a los estantes después de publicar su último libro de Harry Potter, lo hizo bajo un seudónimo (Robert Galbraith) para ocultar su identidad. El número de cartas de rechazo de los editores fue ridículo: no sabían que estaban tratando con el primer autor multimillonario de la historia. Rowling perseveró, y finalmente encontró un editor dispuesto a tomar su seudónimo.

4.    Cree en ti mismo, y otros creerán en ti

Si eres un emprendedor, sabes lo importante que es tener personas que crean en ti. Ya sea que sea el CEO de una compañía con la que necesitas cerrar un contrato, un influyente que pueda impulsar tu carrera hacia nuevos lugares o un inversor potencial, la gente quiere creer en ti. Quieren ver lo que estás produciendo e invertir en la puesta en marcha que pueden ver convertida en un éxito.

Pero dependen de ti para decirles lo que puedes hacer, así que si no lo crees, nadie más lo hará. Si tu confianza toma una paliza justo antes de una buena reunión, confía en tu entrevistador para darte cuenta; tu resistencia puede marcar la diferencia entre llegar a un acuerdo y caer en una espiral autodestructiva.

Si en este punto en particular tienes problemas, te recomiendo leer este artículo sobre 20 libros para aumentar el autoestima y ser más feliz en Gananci, porque es clave para tener más confianza en ti mismo y creer en serio que tus proyectos valen la pena.

Entonces, si eres un emprendedor, sé resiliente. Nunca podrás estar seguro de qué es lo que vendrá luego.

Te puede interesar