Teoría y Biología del Estrés

Según el psicólogo Lazarus el estrés puede definirse como el resultado de la relación entre el individuo y el entorno, evaluado por aquel como amenazante, que desborda sus recursos y pone en peligro su bienestar.

Comencemos por diferenciar entre el estrés agudo adaptativo y el estrés crónico desadaptativo. Muchas veces la reacción de estrés es fisiologicamente adecuada a la situación y esta sobreactivación momentánea del sistema nervioso simpático es necesaria para sobrevivir a situaciones extremas.

El estrés crónico, por el contrario, empeora las condiciones y genera nuevos desequilibrios, sobreactivando permanentemente al sistema nervioso simpático.
La reacción de estrés cronificada se convierte en una reacción automática y compulsiva para el sujeto que responde con angustia, ansiedad, tensión, sobrecarga y preocupación frente a la percepción amenazante que desarrolla en base a la evaluación que realiza de la situación.

La practica de Mindfulness se convierte en un poderoso recurso interior, desarrollado por el sujeto, al permitirle responder con claridad mental, calma interior y regulación emocional en vez de reaccionar con el piloto automático (estrés crónico).

Es importante aclarar que no se alcanza un estado ideal de no estrés para siempre, sino más bien se consigue entrar y salir con mayor rapidez y menor costo psiquíco. La evaluación del sujeto se convierte en una percepción de desafio y no amenazante, permitiendo esto, un rol activo en la movilización de recursos internos y externos para desarrollar una respuesta responsable del sujeto.

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Raul Augusto Borgialli
@loqmsalvolavida
Educación Emocional

Educación Emocional: Técnicas para regular las emociones desadaptativas

Neurociencias
Las enfermedades de la salud mental

Por lo general, este tipo de enfermedades están vinculadas al sistema nervioso de nuestro organismo, o con alguna parte del cerebro. No siempre conocemos las distintas causas de este tipo de dolencias. También hay que admitir que muchos trastornos mentales tienen un origen aún desconocido para los científicos.

Te puede interesar