#AcademiaDelAmor

Aprende a reconocer tus emociones y lo que te comunican

Nuestras emociones nos dicen mucho de lo que pasa a nuestro alrededor y dentro de nosotros. ¡Descubre cómo prestarles la correcta atención!

¿Alguna vez has sentido que no puedes controlar el llanto ante un enojo o discusión leve que estás teniendo con alguien, o sientes que te desbordas emocionalmente con asuntos simples? Si es así no te preocupes, esto tiene explicación y solución, solo sigue leyendo y lo descubrirás.

Las emociones son esos elementos esenciales que nos hacen ser nosotros mismos; a través de estas, expresamos y manifestamos todo lo que nos acontece. Además, son la manera como asumimos lo que nos pasa; ahora bien, cuando no las reconocemos o no las sabemos controlar, estas terminan controlándonos a nosotros sin permitirnos manifestar las cosas de la forma como quisiéramos.

De acuerdo a lo anterior, he elaborado una breve lista con la cual podrás aprender a reconocer tus emociones para que así puedas tomar las riendas y manejarlas de manera mucho más asertiva. Soy Francisco Martins, coach, autor y especialista en relaciones de la Academia del Amor y hoy te ayudaré a comprender lo que comunican tus emociones.

Inicialmente, existen unas emociones primarias de las cuales se desprenden otra cantidad de emociones derivadas; así que, a continuación, te hablaré de esas principales que rigen nuestra vida.

La ira

La ira es una de las emociones más curiosas; aunque se entiende como un sentimiento negativo, increíblemente puede ser la reacción a algo que consideramos atenta contra nosotros de alguna manera. Lo complicado aquí es saber manejarlo para que no pase a ser algo desmedido, por eso es importante aprender a gestionar la ira.

Libera esa rabia represada canalizándola de buena manera; para esto, respira profundo, identifica qué la causa, por ejemplo, una ofensa, una amenaza o injusticia. Recuerda que, por complicado que sea, se puede superar a través del diálogo, tomándose un tiempo para respirar y reflexionar.

La alegría

La alegría es una de las emociones más impecables del ser humano; a través de esta, manifestamos la felicidad que nos causa algo. Un ejemplo de esto es cuando estás en una buena relación de pareja, en la cual te sientes a gusto y en plenitud, que te alegra sobremanera.

En este caso, no se trata tanto de saberla gestionar, más bien, es aprender a reconocerla, vivirla y disfrutarla; mejor dicho, aprovecharla cuando esta nos invada, finalmente es de los mejores y más necesarios sentimientos.

Miedo

Esta emoción en un principio es una alerta ante cualquier amenaza; sin embargo, existen los falsos miedos que no son más que un temor ficticio por algo que en sí no representa ningún peligro.

Tristeza

Por último, tenemos la tristeza, esa emoción que baja el ánimo y con la cual perdemos el gusto a muchas de las cosas que, normalmente, nos alientan; un ejemplo muy común en el cual surge la tristeza es cuando las relaciones llegan a un fin, por tanto, nos preguntamos por qué se acabó el amor entre nosotros desilusionándonos. Pero, no significa que sea malo, simplemente es otra etapa para vivir.

Así mismo, la tristeza puede aparecer por distintos motivos como lo es un fracaso, una pérdida, alguna enfermedad, etc.; lo importante es no dejarla desbordar, sino experimentarla y sentirla, pero también superarla.

COMENTA
Francisco Martins
https://academiadelamor.com/
Mi nombre es Francisco Martins, autor, coach y especialista en relaciones de la Academia del Amor. De la mano de consultores y psicólogos especializados, nuestra Academia brinda asesoramiento al público femenino, con el fin de que las mujeres logren relaciones significativas y confianza en sí mismas; además, nos hemos consagrado como pioneros y referentes en la materia, gracias a la efectividad de nuestros productos y servicios. Con libros, consultas y cursos, 8 años de experiencia nos respaldan. ¡Miles de clientas satisfechas lo demuestran!