Rutina Matinal Saludable

Cada día de tu vida se convierte en una nueva experiencia. Amarnos, empoderarnos, nos acerca al fluir natural de la vida. Honramos cada segundo de este viaje, disfrutando plenamente.

Tu bienestar está más cerca de lo que imaginas.

No hay nada que salir a buscar afuera, todo está dentro tuyo, simplemente necesitas comenzar a escucharlo y contemplarlo.

Cada mañana es una nueva oportunidad para sentirte mejor y mejor, para mimarte, cuidarte y revitalizarte.

Te sugiero esta simple y rápida rutina antes de salir de casa, que no te tomará más de 10 minutos y seguramente modificará sustancialmente el comienzo de tu día:

  1. Ponte siempre el despertador unos 15 minutos antes.
  2. Comienza a estirarte en la cama con los brazos hacia arriba y los empeines hacia adelante.
  3. Realiza los movimientos que tu cuerpo te pida, el sabe lo que necesita al despertar.
  4. Conecta con tu respiración abdominal realizando un conteo de 15 respiraciones con ambas manos en tu abdomen.
  5. Gira tu cuerpo de costado en posición fetal o de capullo y levántate suavemente de costado.
  6. Siéntate en la cama con tus pies tocando el suelo y comienza a movilizar tu cuello 3 veces a cada lado.
  7. Haz lo mismo con tus hombros, inhalando al subirlos y exhalando al rotarlos hacia atrás.
  8. Moviliza tus muñecas y tobillos unas cuantas veces.
  9. Realiza unas 10 respiraciones nuevamente en el abdomen.
  10. Quédate en silencio con tus manos sobre los muslos unos minutos contemplando y registrando tu respiración en las fosas nasales.
  11. Si quieres y te dan ganas puedes sumar a tu comienzo alguna intención, afirmándola en tiempo presente, en primera persona y repitiéndola 3 veces.
  12. Ya estás listo/a para empezar tu día con toda la energía! No te olvides de prepararte un rico y nutritivo desayuno que también forma parte de tu rutina saludable.

Recuerda siempre que tu cuerpo es tu templo y le debes respeto y cariño.

Namaste

Fuente: Flor Rapisardi; Consultora en Terapias de Bienestar, focalizada en yoga, meditación, flores de bach y alimentación natural tanto para adultos como para niños. Escribe al mismo tiempo como periodista en varios medios sobre diversas temáticas de bienestar. 

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Malena Pichot
@malepichot
La Jabru NO me Deja #@!

Uno de los flagelos del parri-pollo del humor en el que se ha convertido el stand up nacional es la categoría “mi señora”: un ser abominable que solo existe en el mundo para molestar al agotado hombre del hogar. Es una constante en el género la desesperación de los comediantes ante lo reclamos de una esposa insatisfecha, presentada como una carcelaria de la que no se puede escapar. Quizás tenga que ver con mi edad, con el hecho de que no creo en el matrimonio ni en la convivencia, pero, sinceramente, la problemática “mi señora me molesta” tiene muy poco de problemática, dado que la solución es bastante simple: separarse. Esto no estaría siendo una opción entre nuestros comediantes, que parecieran desenvolverse en 1950, cuando hacer material de la vida conyugal y quejarse de sus esposas seguramente era de lo más corrosivo y arriesgado. No es mi intención plantear una apología de la separación, muy por el contrario, lo que planteo es una renovación en el imaginario del matrimonio, ese imaginario que fue construido sobre la base de un hombre agotado y una mujer que lo interpela constantemente para hacerle la vida más difícil.

Te puede interesar